Agrandar imagen La presión arterial, un enemigo silencioso.
La presión arterial, un enemigo silencioso.
Este miércoles 17 de mayo, se conmemoró el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, con el propósito de tomar conciencia sobre la importancia de mantener un estilo de vida saludable para evitar esta enfermedad, ya que existe una relación directa entre la presión arterial elevada y la probabilidad de sufrir problemas cardiovasculares que conduzcan a la muerte.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre al circular por las arterias impulsada por el corazón. Cuando ésta sobrepasa los valores medios normales, de un modo constante, tanto en el valor máximo como en el mínimo (más allá de 140 y de 90 milímetros de mercurio), clínicamente se habla de hipertensión, síntoma que se observa en numerosas enfermedades, como ocurre en la llamada hipertensión esencial, que suele presentarse junto a ciertas afecciones renales; por ejemplo en la nefritis y en afecciones del corazón.
Números que preocupan
El doctor Alcides Murga - titular del área de cardiología del Hospital Masvernat, detalló a Diario Río Uruguay, que en un estudio sobre la cantidad de pacientes que tienen hipertensión arterial, “resulta que el 30% de la población es hipertenso calculando de 0 a 100 años”, de ese 30% sólo sabe que padece la enfermedad, la mitad.

El galeno incluso comentó que de ese 50% que sabe que es hipertenso, “se tratan sólo la mitad, es decir, el 25%, la otra mitad no se trata”. Encima “del 50% que se trata, sólo el 12% se trata bien”.

Para Murga, “es una enfermedad que tiene el problema que no se ve ni se siente; y los pacientes no saben que son hipertensos, o sabiendo que son hipertensos - como se sienten bien - creen que todo está bien”.

En cuanto al nivel del paciente que se trata, el profesional explicó que “existe una conciencia cada vez mayor de que la enfermedad debe ser tratada en forma profiláctica para evitar las complicaciones de la enfermedad que son las lesiones cerebrales, cardíacas y renales que la afección puede provocar cuando no es tratada en la vida del paciente”.

Mientras que el “paciente se trate bien la enfermedad, uno vive y se vuelve anciano sin complicaciones”, graficó.
Los números son a nivel nacional, dado que “no hay estadísticas locales” aclaró Murga. Aunque abonó la idea de que perfectamente “podemos trasladarlos a los pacientes de acá”.
Remedios
En ese listo de particularidades, “está el problema del paciente que tiene la enfermedad, se quiere tratar y no consigue remedios”, comentó el galeno. Subrayando además que “son enfermedades con tratamientos largos, que implican una buena cantidad de dinero”.

En el caso de acceder a la medicación, “tomándose la presión y la presión alta está controlada, eso está bien”, dijo el profesional. Remarcando que “la presión arterial se regula siendo necesario tomar la cantidad de pastillas para normalizarla con valores por debajo de 14 de máxima y 9 de mínima”.
Incremento
La información actual, disponible a través de los medios de comunicación, hace que “la población está mucho más enterada de la enfermedad hipertensiva”, añadió Murga, con lo cual, la atención de los casos va in crescendo en Concordia.

“Creo que el mayor problema es que, como los síntomas no se sienten, la gente cree que está bien y no se cuida, no se toma la presión ni hace los controles que se debe hacer”, insistió.
Reflexionar
Por último, titular del área de cardiología del Hospital Masvernat abogó porque en estas horas de conmemorarse la fecha, “toda la población se controle la presión y se entere si está normal o si está enfermo de Hipertensión Arterial”, ya que la “enfermedad cobra su precio, siempre”.

En ese marco, apuntó a que el ritmo de vida actual en las ciudades, con exceso de trabajo, exceso de tensión nerviosa, lleva al agotamiento, al estrés. Todo junto, “sí lleva a más consultas por diferentes síntomas, pero la hipertensión arterial se ve agravada cuando el paciente está enfermo por el estrés, por el exceso de preocupación”, puntualizó.

Todo eso “empeora el cuadro del paciente, pero no es la causa”, señaló. Aclarando que “la hipertensión arterial es una enfermedad que todavía no se conoce el origen en los adultos”.

¡Comentá esta nota!

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO RÍO URUGUAY se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.