Agrandar imagen Privilegiar la calidad del producto, de acuerdo a los nuevos lineamientos.
Privilegiar la calidad del producto, de acuerdo a los nuevos lineamientos.
“Cuando habla de un “oasis” habla de características propias logradas a través de barreras naturales o creadas por el hombre”, comenzó señalando el actual titular de APAMA, Alejandro Pannunzio.

Como se informara oportunamente, la entidad busca potenciar la producción regional apuntalando las fortalezas del área, entre las que se encuentran la textura arenosa, la profundidad de sus suelos, la abundancia y calidad inmejorable de sus recursos hídricos, que - junto con su heliofanía - generan condiciones óptimas para la manifestación del potencial genético de las variedades que se cultivan, generando así un sabor único a la fruta.

“En este caso, una de las cuestiones que estamos buscando es tener algún status sanitario privilegiado, sobre todo vinculado con el tema de la mosca de la fruta”, agregó Pannunzio.

En declaraciones al programa “Con todo al Aire” (Radio 10 Concordia), el dirigente remarcó que se priorizará que las herramientas y métodos a usar sean “desde el punto de vista ambiental, de lo más amigable”; y desde el punto de vista económico, “de lo más conveniente”.
Orgánicos
La producción de arándanos en Concordia apunta a tener productos “lo más sano posible”, comentó el presidente de APAMA. Subrayando que prácticamente “no utilizamos insecticidas, son unos cultivos muy cuidados”.

En ese sentido, Pannunzio explicó que lo que se busca es contemplar una demanda cada vez más exigente, sobre todo los del mercado estadounidense y europeo. Por lo que implementar la barrera natural para combatir la mosca de la fruta en la región, “sería muy conveniente”.
Comparaciones
“Eso no se está instrumentando en ninguna región productora del país”, comentó el dirigente y productor. Aclarando que lo que busca – al menos en lo inmediato – no es diferenciarse en la fijación de un precio diferencial; sino más bien “que se prefiera nuestra fruta a la de otros países”.

“Uno lo que aspira es estar en la preferencia de los consumidores”, aseveró. Diferenciando la producción local con la peruana, por ejemplo; ya que ésta última tiene “muy buena vida pos cosecha” pero “no tiene el sabor que tiene la fruta de Concordia”.