Agrandar imagen Fátima Arce, una de los tres protagonistas de la historia
Fátima Arce, una de los tres protagonistas de la historia
Fátima Arce es una joven de Concordia que desde hace algunos años vive en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, más precisamente en el barrio de Belgrano.
Este fin de semana, aunque no lo deseaba, el Poder Ejecutivo Nacional la designó como autoridad de mesa para el Instituto Español Virgen del Pilar, a escasas 6 cuadras de su departamento. Lo que sigue es una profundización de la historia que compartió a través de las redes sociales.

Fue su primera vez como autoridad de mesa, lo asumió como “una responsabilidad muy grande” y entonces participó de los cursos brindados por el Colegio Electoral.
Fue allí donde se le insistió conque “los únicos autorizados para tocar las boletas y hacer el recuento de los votos eran los presidentes de mesa”. Amén de subrayarle la necesidad de frenar cualquier intento de atropello por parte de los fiscales partidarios.

Por todas esas recomendaciones, Fátima se imaginaba un “un domingo con mucho dolor de cabeza”. Una sospecha que se acrecentó cuando al llegar a la Mesa 6240 se encontró “con Rocío de CAMBIEMOS y Gustavo de La Cámpora”. Dos antagónicos con quienes tendría que compartir todo el domingo.

Como era de prever, durante la mañana el trato “empezó con un diálogo muy frio, se hablaba lo mínimo y necesario”. Pero con el paso del domingo y el padrón llenándose de cruces “la cosa se calmó y empezamos a hablar”, relató Fatima a Diario Río Uruguay.
La charla transcurría “primero sobre cosas cotidianas, hasta que llegamos a lo político”.
Y entonces
Fátima admite que por el temor que generaban sus prejuicios, “realmente me sorprendieron, porque el intercambio fue en un marco de absoluto respeto”. Por lo que el temor a “que llegaran a tener un choque que complicara la labor”, se esfumó con la charla.

Pero la paz no sería duradera. Paradójicamente no por uno de los tres integrantes de la mesa, sino cuando llegó un fiscal general con aires de prepotencia. El cual “de forma casi agresiva le preguntó a Rocío ¿de qué partido sos?” y cuando le dijo de CAMBIEMOS, el cuarto en disputa comenzó a realizar una serie de acusaciones contra dirigentes copartidarios de la fiscal, quien comenzó a responder en el mismo tono y volumen que el recién llegado.

La presidenta de mesa reconoció que la situación comenzó a ponerse muy incómoda, “hasta que salta Gustavo, el militante de La Cámpora y le frena el carro (al fiscal general del PJ) y hasta lo echa de la mesa”.

Fátima subraya que el joven militante kirchnerista “podría haberse quedado callado y dejar que Rocío se defienda”, pero eligió poner en su lugar al otro hombre con el que tenía políticas afines, pero nada en común a la hora de expresarlas.
Para la joven concordiense el mensaje estaba más claro todavía, “cada uno de los fiscales pudo respetar al otro, al punto de defender al que piensa distinto”.

Fue el único incidente grave. Luego llegó la hora de cierre para la votación y “entre los tres hicimos toda la labor final”, incluido el conteo de los sufragios para el telegrama oficial.
Antes de despedirse “yo les agradecí y los felicité por el comportamiento que habían tenido y por la colaboración que me brindaron”, apuntó Fátima. Reconocimiento y agradecimiento que fue recíproco, incluso entre ellos mismos.

Finalmente y como despedida, “los tres nos cerramos en un abrazo”. Para luego cada uno seguir con lo previsto para ese día domingo: Fátima volvió a su departamento donde la esperaba su perra Martina, Rocío a un centro de cómputos de CAMBIEMOS y Gustavo hasta la Unidad Básica de “La Cámpora”.

¿El resultado de la elección en esa mesa?... nunca lo preguntamos. Era lo que menos importaba.

¡Comentá esta nota!

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO RÍO URUGUAY se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.