Agrandar imagen
Según los datos del Ministerio de Economía a los que tuvo acceso Valor Local, la explicación de la mejora estuvo en el crecimiento de lo recaudado por el impuesto inmobiliario rural y en un tenue repunte del cobro de ingresos brutos.

En mayo de este año, la recaudación de impuestos provinciales se ubicó en $ 2.934.122.143, esto es un 35,35% más que en igual mes del 2019 ($2.167.234.703). Este crecimiento interanual fue la segunda mejor performance del 2020, luego de una suba del 51% en febrero y de que los dos primeros meses de la cuarentena golpearan con fuerza las arcas provinciales. En marzo, la recaudación apenas se incrementó un 25% con respecto a igual mes del año pasado y en abril hubo una caída del 32% interanual.

La mejora en el ingreso por impuestos provinciales, sin embargo, siguió estando por debajo de la inflación acumulada. En los últimos doce meses, la variación de los precios fue del 43% a nivel nacional (un punto más en la región Pampeana, donde el Indec sitúa a Entre Ríos), por lo que la diferencia se ubicó en el orden de los ocho o nueve puntos.

El principal impulso a la recaudación provincial fueron los ingresos por el impuesto inmobiliario rural, que aportó en el quinto mes del año $ 679.470.612. El pago de este tributo se había postergado hasta definir qué incremento tendría y recién se liquidó para ser pagado el mes pasado.

Pese a que la emisión de este tributo salió con un incremento del 45% con respecto a 2019, la recaudación del acumulado anual enero – mayo en 2020 se ubicó por debajo de la del año pasado. En el período anterior, durante ese lapso de tiempo, el ingreso por inmobiliario rural se ubicó en $ 1.066.686.631, mientras que en el actual se han colectado $ 803.034.263. Esto significó una baja interanual de $ 263 millones en términos reales y de 24 puntos en términos porcentuales, a lo que hay que sumar la desvalorización por inflación.

A través del impuesto inmobiliario urbano y suburbano ingresaron 327 millones de pesos, cifra algo menor que los $ 340 millones de mayo del 2019.

En tanto, la recaudación del impuesto sobre los ingresos brutos, que representa el 60% de los ingresos propios de la Provincia, también registró una mejora. La clave de este tributo es que actúa como una suerte de termómetro del nivel de consumo, ya que es soportado, principalmente, por el comercio y los servicios provinciales.

Por eso es importante señalar que los $ 1.616.293.674 que se recaudaron en el pasado mes de mayo se elevaron en más de doscientos millones de pesos del piso que había encontrado en los dos primeros meses de la cuarentena, lapso en el cual las actividades económicas se redujeron a su mínima expresión. La suba está ligada, sin duda, a la reapertura de comercios y a la relajación de las restricciones de circulación de personas.

Esa cifra también representa una mejora de 22% con respecto a los $ 1.328.187.022 recaudados en mayo/2019. Al igual que se señaló con el impuesto inmobiliario rural: la mejora sigue quedando detrás de la inflación, en este caso por más de 20 puntos porcentuales.
Fuente: Valor Local

¡Comentá esta nota!

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO RÍO URUGUAY se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.