Agrandar imagen
Por Laura Terenzano (Especial para Diario Río Uruguay)

Mientras rescata al mundo con películas y series en streaming durante esta cuarentena, el cine navega aguas turbulentas. Con salas cerradas, estrenos cancelados y producciones frenadas, los directores y productores entrerrianos reclaman al gobierno una solución urgente para no tener que escribir la escena final de su propia película.

“No todo lo que streaming brilla” resume un referente del sector para referirse a la paradoja de la cuarentena.

“Nuestros trabajos son los más requeridos por estos días de encierro obligatorio, nuestras películas se pueden ver on line o en televisión peroa la crisis en la que se encontraba el sector antes del comienzo de la pandemia, el cierre de cines, el parate de estrenos y rodajes y la compleja situación financiera en la que se encuentra el INCAA no hicieron más que profundizar el estado de alarma. Las pérdidas por la paralización del sector son incuantificables y el panorama es incierto. Necesitamos más que nunca el acompañamiento del Estado para seguir desarrollando proyectos y que después de la pandemia siga existiendo un sector audiovisual en pie”, sintetiza Nicolás Herzog, director y productor que estrenó su última película La sombra del gallo dos días antes del aislamiento obligatorio.

Cierre de cines, de teatros, de escenarios, cancelación de rodajes llevan a un paisaje unificado: salas vacías que significan técnicos y técnicas que viven al día sin llevar ingresos a sus familias, directores en sus casas sin fomento para trabajar y un futuro incierto para una industria cultural que en los últimos años venía empezando a crecer.

En Entre Ríos son alrededor de 100 los realizadores audiovisuales. Cada producción – cada película que se filma en la provincia - mueve entre 15 y 20 millones de pesos, dinero que en gran parte queda en el territorio a través de la generación de cerca de 200 puestos de trabajo directos e indirectos (técnicos, actores, músicos, transporte, locaciones, catering, hotelería).

Un poco menos costó la última edición del Festival Internacional de Cine de Entre Ríos (FICER), en donde se presentaron 46 proyectos locales. De esos 46, con este nuevo escenario, no se sabe cuántos podrán concretarse. Se preguntan en el sector si, de haber próximo FICER, habrá producciones locales para presentar.

“Lo que esperamos son políticas públicas y no políticas eventistas” dice el director Guillermo Berger cuando plantea que si bien el FICER es algo que celebran, no es una inversión que sostenga en el tiempo la productividad de la industria. Berger es también presidente de ARAER, la asociación que nuclea a más de 40 realizadores audiovisuales, y es uno de los más prominentes: tiene más de 700 minutos producidos en Entre Ríos que se emiten por canales nacionales.

Sergio Mazza, director, productor y presidente de CAPAER, la cámara que reúne a las empresas productoras de la provincia, explica que en lo inmediato lo que están reclamando es una medida excepcional para que a través de la Secretaria de Cultura de la provincia se organicen concursos de desarrollo de proyectos: que cada uno en su casa en cuarentena pueda acceder a subsidios para desarrollar proyectos y no frenar la producción (escribir guiones, investigar locaciones, seleccionar equipo, etc). “Son 5 personas como mínimo involucradas en el desarrollo de cada proyecto” detalla.

En una carta que el sector mandó a la secretaria de Cultura de Entre Ríos Francisca D`Agostino piden líneas de apoyo concretas pero además también suspensión de pagos de ATER y créditos blandos mediante CFI o BERSA para afrontar inversiones realizadas por las empresas/realizadores que no van a poder cubrir por la suspensión laboral.
Qué dicen en el Gobierno
En el pedido para esta crisis, los directores piden subsidios por un total de 14 millones para casi 100 proyectos entre largometrajes, series y cortometrajes que, desde el gobierno, ya anticipan que no tienen.

Consultada para esta nota, la secretaria de Cultura confirmó que está al tanto de la realidad del sector y de los reclamos que elevaron pero que, en lo inmediato, el gobierno provincial no está en condiciones de inyectar dinero. “La situación financiera de la provincia cambió tanto que en este momento no puedo ni siquiera proyectar un presupuesto concreto para este año. Ya estamos trabajando para sacar urgentes los concursos de desarrollo pero no va a poder ser antes de los dos o tres meses” dijo D`Agostino.

“Estamos trabajando con el Ministerio de Producción de la provincia para incluir a la realización audiovisual en algunas de las líneas de créditos que se anunciaron” agregó y confirmó que, a pesar de la pandemia, todavía tiene expectativas de que pueda realizarse el FICER este año. “El compromiso del gobernador con el fomento al sector está vigente, tendremos que ir viendo sobre el año cómo podemos activar el proyecto de Ley en la legislatura” aseguró.
El reclamo por una Ley de fomento
“En la provincia tenemos el Instituto Audiovisual pero no es autárquico y no aporta en fomento ni en producción, entonces hasta ahora toda vez que hubo algún apoyo a alguna producción fue voluntad política más que otra cosa” agrega Mazza en referencia a la ausencia en la provincia de una Ley de Fomento del Cine, como ya tienen Córdoba, Misiones, Santa Fe, Mendoza, Chaco o Río Negro. Córdoba, por ejemplo, destina anualmente alrededor de 100 millones de pesos para la industria audiovisual. Si Entre Ríos tuviera una ley, no harían falta reclamos sectoriales.

El sector viene desde hace años promoviendo que Entre Ríos sancione una ley propia. La financiación sería similar a la que tiene el deporte: 3% (alrededor de 70 millones) de la recaudación del IAFAS. El IAFAS destina hoy 6% para deporte. Esta cifra sigue siendo menor que la que recibiría por ejemplo la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos, que tiene asignado por presupuesto 2020 85 millones de pesos. -

¡Comentá esta nota!

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO RÍO URUGUAY se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.