Agrandar imagen
En diálogo con este medio, Gustavo Francois dijo que tenían la necesidad de aclarar algunos aspectos de la novedad conocida este lunes, “porque sino queda como que el Auto Moto Club organiza competencias y eso es totalmente erróneo.”

En ese marco, el dirigente explicó que el control que realizó personal de la Dirección de Inspección e Higiene se encontró “con el grupo de ciclistas que normalmente concurre al autódromo a entrenar, porque son todos socios y está cumpliendo el protocolo con las declaraciones juradas”, incluso “con una ambulancia que en la puerta le toma la temperatura” a cada uno de ellos. Francoise detalló que en el interior de autódromo “había aproximadamente unos 20 ciclistas que estaba entrenando”, pero los inspectores “tomaron como que era competencia y por eso vino la clausura”.

Para reforzar su explicación, desde el Auto Moto Club subrayan que “no había inscripción, ni trofeos, ni nada de lo que habitualmente tiene una competencia”, remarcando que desde la entidad que administra el autódromo local “no queremos ir en contra de nadie, porque cumplimos estrictamente los protocolos al pie de la letra”, pero insistió en que todo respondió “a una confusión y lo tienen que rever, porque no fue una competencia, simplemente un entrenamiento”.

Por último, Francois aseveró que una medida de clausura “nos hace un daño terrible”, tanto económico como para la continuidad de las actividades, ya que los que participan de los entrenamientos “son socios que aportan al club y colaboran con una cuota societaria, que es muy importante en este momento de crisis que estamos atravesando.”

¡Comentá esta nota!

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO RÍO URUGUAY se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.