Agrandar imagen
Sors señaló que “por disposiciones y acuerdos con el Gobierno nacional, las petroleras no suben el precio del surtidor para que no se dispare más la inflación”. De ese modo, “el precio de consumo del público se está manteniendo al nivel más bajo”.

En cambio, “en el mercado mayorista está más liberado, entonces ahí hay cupos y se vende cierta cantidad de litros a un precio, y más cantidad a otro costo, más caro, lo cual es paradójico”, expuso la estacionera.

“Esto es una realidad nueva, porque normalmente tenían precios diferenciales o una atención directa desde las petroleras, y ahora el mercado mayorista se ha volcado a las estaciones de servicio”, explicó. Y remarcó que “por eso entre los grandes consumidores hay más quejas y reclamos que en el consumo particular”.

También comentó que actualmente “se está abasteciendo a niveles previos a la pandemia, sin considerar el crecimiento de consumo y de la actividad comercial en general” y afirmó que “ahí es donde se produce el desabastecimiento”.

En ese orden, aseguró que “abril fue un mes excepcional en ventas”. “Todas las petroleras reportaron que tuvieron ventas record y que habían importado con su máximo sacrificio y a pérdida, y así y todo no lograron cubrir la demanda”, indicó. Y añadió que “todas las estaciones algunos días se quedaron sin combustibles, algunas más otras menos, pero todas reportaron cierres o días sin stock”.

Sors aseguró que en mayo “ya no se sufrió tanto como en abril”, pero advirtió que el desabastecimiento “va a seguir”. “Nos vamos acostumbrando un poco y viendo cómo se sobrelleva”, acotó. Y si bien remarcó que “la situación está siendo controlada y monitoreada, la realidad es que hay faltante de combustible para la actual demanda”. Por eso consideró que “el panorama es muy complejo”, también ante “la escasez a nivel mundial”.
En la provincia
Luego apuntó que en las estaciones de servicio de la provincia “por lo pronto la situación se ha mantenido, no se ha agravado”.

“Está atendiéndose el mercado mayorista y eso quita ventas a los clientes habituales. Viene gente del campo o de la industria, intentan hacer compras más grandes o anticipadas, y las estaciones no tenían previstas esas ventas”, expuso.

Además “las petroleras nos abastecen en función al nivel de venta previsto en los años anteriores a la pandemia, entonces (las mayores cantidades que se demandan) tampoco estaban dentro del cupo que recibíamos”.
Diálogo con autoridades
Representantes de los expendedores y de las petroleras fueron recibidos por funcionarios de la Secretaría de Energía de la Nación, y allí se expresó “la intención y el compromiso de todos de que el abastecimiento sea lo mejor posible”.

“Fue muy bueno que nos hayan convocado. Era una reunión que veníamos pidiendo desde principios de año y se concretó la semana pasada. Dio un hilo de esperanza y un compromiso de seguir trabajando en conjunto para ver el tema de la rentabilidad, que nos preocupa muchísimo”, apuntó en declaraciones al programa “Sexto Sentido” de FM Litoral.

Sobre este tema señaló que “los costos aumentan, y al no tener variaciones en el precio que acompañen esos aumentos, los estacioneros venimos soportando grandes cimbronazos”. También mencionó que “ahora vienen nuevos costos laborales por aumentos en la paritaria” y apuntó que hay incertidumbre respecto a cómo se podrán sobrellevar.

“Desde la Secretaría se nos escuchó y nos van a seguir atendiendo, así que eso ya predispone de otra manera, mejor, para encarar algún otro diálogo. Estamos contentos con que nos hayan convocado y dado respuesta a nuestros pedidos”, expuso.

¡Comentá esta nota!

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO RÍO URUGUAY se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.