Agrandar imagen
El secretario de Agricultura y Ganadería de la provincia, Lucio Amavet especificó que “el plan consiste en otorgar una ayuda económica no reintegrable de 6.500 pesos por hectárea para agricultores que cultiven hasta 400 hectáreas de soja; y 20.000 pesos para quienes siembren hasta 100 hectáreas de maíz”. Aportó que para aquellos que hayan combinado ambos cultivos, el área se fijó en 500 hectáreas.

El funcionario informó que la cantidad de hectáreas implantadas bajo tales condiciones superan sensiblemente las 96.000 y que los interesados en obtener la asistencia deben cumplimentar “un trámite muy sencillo, que se hace de manera digital ingresando a la página web de Afip”.

Las cifras a percibir por los beneficiarios impactan decididamente en los costos de producción, atento a que “representan, –dijo– un muy buen porcentaje de los principales costos de implantación, en particular semillas y fertilizantes”.

Amavet puso en valor que “la provincia ve con buenos ojos este tipo de medidas que viene a reparar alguna distorsión que se pudo haber generado a través de programa de incremento exportador. Esto habla a las claras de lo que representa para el Estado Nacional cuidar el estrato de pequeños y medianos productores. Reconociendo en este caso parte del esfuerzo que continúan haciendo para producir en condiciones climáticas desfavorables y con las complicaciones que el mundo vive a la hora de demandar energía, combustible e insumos”.

La propuesta se oficializó a través de una Resolución, la número 862, firmada por el ministro de Economía, Sergio Massa, por medio de la cual se creó el Programa de Compensación para Pequeños y Medianos Productores de Soja y Maíz, que se financiará con los fondos provenientes del Programa Incremento Exportador, con el objetivo de acompañar el desarrollo y mejoramiento de las condiciones de este segmento productivo.
Requisitos
Se establece que podrán ser beneficiarios todos aquellos productores de soja y/o maíz que estén inscriptos en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), y hayan declarado en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), hasta el día 30 de septiembre de 2022 inclusive, para la campaña 2021/2022 una superficie destinada a cultivo de soja de hasta 400 hectáreas, y/o una superficie destinada a cultivo de maíz de hasta 100 hectáreas.

No pueden ingresar al plan quienes tengan más de un 15% de soja retenida en silo bolsa. Y pueden sumarse productores de otras cadenas, como por ejemplo la tambera, siempre y cuando hayan declarado al 30 de septiembre 2022. En cualquier caso, hay que cumplir con la superficie fijada en la norma.

Cabe señalar que los productores interesados en recibir el beneficio deberán tener presentada en estado “Confirmado” en el SISA la información correspondiente a su stock/existencias.

Para acceder al mismo se requerirá solicitar expresamente el beneficio en el marco del programa, autorizar a la Afip a suministrar a la autoridad de aplicación la información correspondiente; indicar una Clave Bancaria Uniforme (CBU) a su nombre para que la autoridad de aplicación realice la transferencia bancaria del beneficio, e informar un correo electrónico que funcionará como domicilio electrónico.

¡Comentá esta nota!

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO RÍO URUGUAY se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.