Agrandar imagen
La idea, bautizada "Turismo Sano", fue hecha por la Asociación Uruguaya de Agencias de Viaje (Audavi), la Cámara de Industria Hotelera y Turística del Uruguay, el Centro de Hoteles de La Paloma y el Centro de Hoteles de Punta del Este al Ministerio de Turismo de Uruguay.

"Se está buscando la posibilidad de traer algún tipo de turismo con exigencias muy grandes", comentó a Portales del Uruguay Remo Monzeglio, subsecretario del Ministerio de Turismo. El turista que está pensando traer esta cartera es aquel que pueda cumplir una cuarentena de siete días en un hotel previamente autorizado.

"Puede ser que esa persona sea propietaria de una casa o busque alquilar una. Se piensa en una persona mayor, que está encerrada hace mucho tiempo en su casa en Buenos Aires y busca pasar la temporada acá", comentó. "Lo que pueda entrar, que sabemos que son completamente sanos y que van a cumplir con la cuarentena nos da cierta garantía", indicó.
Exigencias
Presentar un test PCR con resultado negativo, realizado hasta 72 horas antes del viaje.
Contratar un seguro de salud.
Alojarse en un hotel registrado, en el que se deberá realizar una cuarentena de siete días.
Realizar un segundo test PCR, y cuyo resultado también dé negativo (el costo estará a cargo del hotel). Si el resultado da positivo el turista deberá permanecer en cuarentena en el hotel, debiendo hacerse cargo del costo de la estadía. La idea es que esta modalidad empiece a funcionar antes del 15 de diciembre.
Hay otras propuestas que está evaluando el Ministerio de Turismo. Una de ellas son estadías con circuitos "burbuja" en ciertos destinos.

Esto está siendo estudiado en los próximos días por el gobierno y por el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), que está colaborando con el gobierno para ayudar a definir si abrir o no determinadas actividades durante la pandemia. Según informó el ministro de Turismo, Germán Cardoso, al portal Hotelsur, la decisión se podría tomar sobre el 16 de octubre.

Hasta ahora el gobierno está satisfecho por la reactivación del turismo en Uruguay. De hecho, las autoridades informaron que no hubo un solo caso de contagio de covid-19 en las termas, uno de los destinos más elegidos por los uruguayos durante la pandemia.
Apuesta por el turismo interno
Si bien las fronteras están abiertas para dirigirse a varios destinos del mundo, "no todos quieren viajar", indicó Monzeglio. "El turismo interno va a ser muy grande", agregó.

A fines de junio, el gobierno aprobó un protocolo para reactivar la actividad turística, gastronómica y hotelera. Ese protocolo, al que se puede acceder aquí, seguirá siendo exigido mientras dure la pandemia.

Monzeglio apuntó que cada vez están abriendo más hoteles, pero no cuenta con una cifra precisa de cuántos lo harán. Aunque cree que "todos los de temporada todos van a terminar abriendo", agregó.

Javier Sena, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Maldonado, aseguró que hay muchísimos pedidos en alquiler tanto de uruguayos como de argentinos. "Los únicos alquileres que se pueden ir concretando son de uruguayos", indicó.

Lo que más están pidiendo son casas, chacras y luego apartamentos. Como las personas deciden quedarse durante más tiempo, buscan casas con mejores condiciones.

El último informe disponible sobre turismo interno de Uruguay data de 2018. Allí se especifica que se mueven más de US$ 800 millones por esta actividad. La mayoría de las personas que recorren distintos puntos del país son aquellos que tienen entre 45 y 59 años, seguida por menores de 14 años. Más del 50% del gasto que los hogares uruguayos destinaron a viajes de turismo interno fue en la zona este del país.

¡Comentá esta nota!

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO RÍO URUGUAY se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.