Agrandar imagen
La decisión del Gobierno de Entre Ríos se informó a través del boletín oficial, donde se detalló que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) lanzó una serie de medidas sanitarias relacionadas a la emergencia sanitaria por la Influenza Aviar Altamente Patógena (IAAP).

En este sentido, la entidad realizó una aclaración sobre una norma vinculada con la caza menor, cuya temporada fue habilitada esta semana. La misma remarca que “no se ha establecido una relación directa entre esa actividad y la dispersión de la gripe aviar”.

Debido a esto, el Gobierno de la provincia de Entre Ríos habilitó la caza deportiva menor en Entre Ríos, que contempla una veda por zonas y especies permitidas. Además, dispuso que la fecha de finalización de la misma sea el 27 de agosto.

Al respecto, la Asociación Civil para la Conservación y Uso Sustentable del Ecosistema Entrerriano Formada por Habitantes y Trabajadores (ACETRA), celebró la decisión y comentaron: “Queremos agradecer a las autoridades de la gobernación y el Senasa por entender el presente del sector y la necesidad de que la actividad vuelva a estar en marcha. Son muchas las familias que dependen de que se pueda trabajar durante estos cuatro meses. El turismo aventura y la caza menor son una inyección de capitales extranjeros más que necesarios en este momento. Es una oportunidad para que muchos sectores rurales puedan poner en marcha sus economías a partir de una distribución de esos ingresos, que se vuelvan a reinvertir en las diferentes regiones”.
Otra mirada
Por otro lado, desde el Centro para el Estudio y Defensa de las Aves Silvestres (Ceydas), evaluaron que se trató de “un hecho insólito y acaso sin precedentes en el país”, dado que “no solo habilitó la matanza de animales autóctonos, sino que, además, la permite solo en establecimientos de turismo cinegético”. Es debido a esto que “entidades socioambientales calificaron la decisión de ‘irresponsable’, ‘a contramano del mundo’ y de un ‘enorme retroceso para la sociedad’”.

Desde la ONG, el proteccioncita Gabriel Bonomi indicó que “el gobierno entrerriano no atiende el reclamo de la gran mayoría de la sociedad que pide a gritos que se termine con esta práctica cruel y violenta, que atenta contra el patrimonio natural de los entrerrianos”. Además, calificó la medida de “irresponsable” y que implica “un enorme retroceso para la sociedad”, dado que “se basa en estudios inconclusos solicitados por la principal motora de la caza del país: la Cámara Argentina de Turismo Cinegético y Conservacionismo (CATCyC), con el enorme sesgo que esto significa”.

¡Comentá esta nota!

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO RÍO URUGUAY se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.